Nuevos relatos que conmueven en la megacausa ESMA

esmaoscura

Para Guillermo Friele, fiscal de la megacausa ESMA junto a Mercedes Soiza Reilly, uno de los puntos más salientes de este tercer tramo del juicio es el acercamiento de un importante número de personas que se presentan por primera vez a prestar declaración testimonial: “esto cobra mucha importancia porque en realidad estos testimonios vírgenes también nos dan muchos puntos de referencia para construir nuestra acusación. Dan muchos detalles y a nosotros nos sirve desde la planificación que tenemos respecto de las caídas. Está viniendo mucha gente que no declaró nunca pero sí pertenecía a un determinado sector de la organización política Montoneros y con esto estamos construyendo cómo fueron las caídas, cómo se fueron sucediendo sistemáticamente esas caídas de los distintos sectores”.En relación a por qué se está dando este acercamiento en este momento, Friele consideró, en diálogo con Oral y Público, que existen varias vertientes: “por un lado, muchos de los cautivos sobrevivientes quisieron sacar del disco rígido, de la memoria, de su cabeza, ese período en el que han sufrido tanto, es como que dijeron que esto les pasó pero que no lo querían contar; y lo que creo que es lo más significativo es que se van acercando ahora a los juicios porque observan que los testigos son cuidados, son escuchados. Nosotros decimos que a este juicio, como a todos los de lesa humanidad, hay que humanizarlos, y se humaniza a partir del tratamiento que se le da al cautivo, al sobreviviente o al familiar de aquella víctima que nunca apareció o fue asesinada, y esto se percibe en la población y a partir de ello yo creo que la gente se va acercando, pierde el miedo. Un miedo que tal vez se generó en su momento a partir de la desaparición del testigo Julio López en La Plata. Esto por ahí pasa desapercibido en general, pero no para las víctimas sobrevivientes y para los familiares, que siempre preguntaban si les podía pasar lo mismo que a López. Es decir: se generó una cierta psicosis respecto de las víctimas y sus familiares que tal vez obstaculizaba su acercamiento a estos juicios. Creo que con los años los operadores del sistema judicial estamos dando muestras de que podemos tratarlos con respeto, escucharlos y podemos hacerles notar el valor histórico y probatorio que tienen sus dichos para poder condenar finalmente, que es lo que nosotros buscamos desde la fiscalía, a todos los imputados, en este caso del juicio ESMA”.

La fuga desconocida de la ESMA

En Oral y Público ya entrevistamos en varias oportunidades al fiscal Friele y siempre le pedimos que rescate uno o dos testimonios de los últimos que haya escuchado en el juicio, ya sea por su relevancia para la causa o porque lo han conmovido. Esta vez, se refirió a una historia que hasta ahora había estado invisibilizada, la de la familia Tauvaf, que incluso no había tenido acceso a la justicia: “declaró uno de los hermanos de Clara Laura Tauvaf, que es la primera persona de la que nosotros tenemos registro que se escapó de la ESMA. No es un caso que haya sido conocido, nosotros teníamos una cierta información que para principios de la dictadura, es decir abril de 1976 a Laura la habían secuestrado y ella había logrado escaparse de la ESMA. Es una historia increíble que está relacionada también con la familia Lizaso porque todos militaban en el Peronismo Auténtico de Zona Norte. La famosa familia Lizaso que constituía la columna norte de Montoneros y que creó el Partido del Peronismo Auténtico. La familia Tauvaf nunca había declarado, y hoy uno de los hermanos nos contó toda la historia familiar, terrible, porque le allanaron ilegalmente tres veces el domicilio. Ellos vivían en José León Suárez. La primera vez se llevaron a Laura y a dos hermanos. En el interín, Laura se escapa de la ESMA, y termina en el Hospital Castex y a los dos días muere por circunstancias que nosotros desconocemos. El hermano que vino a declarar (Oscar Alberto), tenía doce años para ese entonces, y tampoco pudo darnos razones de por qué falleció Laura”.

Para Friele existe en esta historia otro trasfondo que aún no se ha podido reconstruir: “vamos a ver si la podemos construir por el lado de que tal vez algunos de los del grupo de tareas la descubrió internada en el hospital, porque se lesionó cuando se escapó de la ESMA, entonces terminó internada. Es un caso absolutamente invisibilizado que vamos a tener que trabajar mucho a partir del testimonio de este hermano, que además también fue secuestrado y llevado a la ESMA donde fue torturado cuando tenía doce años. Es una historia desgarradora, porque además Laura fallece finalmente, pero uno de los hermanos, Luis Ambrosio, también termina desaparecido y secuestrado en la ESMA. Es decir, una familia militante en el sentido de que iban a los barrios carenciados, ayudaban, trabajaban socialmente, militaban políticamente, desbastada por el accionar de la dictadura militar, por el accionar del terrorismo de Estado. Esta es una historia que es increíble, porque nunca tuvieron acceso a la justicia y recién en 2014 lo tienen, y es muy importante porque también nos lleva a entroncar los dos componentes de la familia Tauvaf que están desaparecidos con toda la caída de columna norte de Montoneros de comienzos de abril, mayo, junio de 1976, que es la familia Lizaso. Estamos construyendo todo un rompecabezas con estas historias increíbles que van apareciendo a diario en el juicio de la ESMA”, agregó el fiscal.

La de la familia Tauvaf no es la única historia de víctimas del Terrorismo de Estado hasta ahora desconocida, Friele manifestó que hace unos días aparecieron los nombres de otras dos personas que estuvieron secuestradas en la ESMA y que hasta ahora no habían declarado: “ya los hemos localizado y hemos solicitado el pedido para que presten declaración en el juicio, y nos van a posibilitar un montón de datos respecto de un período determinado de la ESMA. Ellos nunca declararon y fueron cautivos no cuatro, cinco horas, sino días, meses; y esto es lo que va apareciendo a partir de este juicio unificado”, especificó.

A pesar de tratarse del tercer tramo de una megacausa que ha tenido prácticamente años de audiencias, con declaraciones de cientos de testigos, continúa existiendo infinidad de casos y datos que aún no se conocen y que dan cuenta de lo inabarcable del horror y los alcances que ha tenido y aún tiene el Terrorismo de Estado.

Genocidas trasladados

Esta semana la Agencia para la Libertad, integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos, informó que 130 represores habían sido trasladados desde el Penal de Marcos Paz a la Unidad 31 de Ezeiza, donde están detenidas mujeres que son madres. En este marco, se señalaba que esta unidad ofrecía ventajas a los militares, ya que es una prisión de mínima seguridad en relación a Marcos Paz.

Al ser consultado sobre este tema por Oral y Público, el fiscal Guillermo Friele dijo: “nosotros nos enteramos de la decisión administrativa, lo que todavía no sabemos es a quién trasladaron. Nadie desde el tribunal nos ha notificado sobre el eventual traslado de algunos de los imputados que están detenidos en Marcos Paz. La verdad que a nosotros nos sorprendió en el sentido de que no sabíamos que iban a hacer esa movida. No conozco el origen de por qué decidieron el traslado”.

Según el despacho de Agencia para la Libertad la medida fue tomada por la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal, a cargo de Emiliano Blanco; mientras que desde la Procuración Penitenciaria de la Nación manifestaron su preocupación por esta decisión de “trasladar a una parte de la población femenina de la Unidad 31 de Ezeiza a fin de afectar el espacio que ocupaban al alojamiento de detenidos adultos mayores comprometidos en procesos por violaciones a los derechos humanos”, tanto por “la improvisación en la prevención y solución del hacinamiento carcelario, como (por) el escaso cuidado en la ejecución de medidas de esta clase en forma respetuosa de los derechos de las personas detenidas”.
Publicado por Casapueblos – AEDD en 12:25
Etiquetas: aedd, campaña de apoyo a juicios, casapueblos, esma, genocidas, genocidio, megacausa esma, sobrevivientes

Publicado en Novedades