Acampe Qom en Capital: “La indiferencia nos mata”

6b88c34cd64b83eac2709d6c8c29fd54_L

El referente Qom, Félix Díaz, lamentó que las autoridades desoigan los reclamos por derechos básicos para las comunidades originarias. Hace dos meses que acampan en Buenos Aires, sin agua ni condiciones mínimas. Pretenden dialogar con la Presidenta, pero no han recibido respuestas. El líder de La Primavera denunció que los gobiernos nacional y de Formosa se niegan a resolver el problema de la tierra. Exigen el respeto a su cultura.
La comunidad Qom, junto a otros pueblos originarios, lleva dos meses de acampe en Avenida de Mayo y 9 de Julio, a fin de que sus reclamos sean finalmente atendidos por las autoridades. Sin embargo, su voz todavía no fue escuchada: “Estamos preocupados porque hemos elevado notas al gobierno nacional, a los diferentes organismos de los tres poderes del Estado, y no han respondido los pedidos de audiencia a la Presidencia”, relató Félix Díaz. En ese orden, explicó que “hay incumplimientos y violaciones a los derechos indígenas, que hoy están siendo manipulados por el poder político de Formosa”.
Según contó al programa La Brújula de la Mañana por Radio Wox 88.3 de Rosario, “la idea es hablar con la Presidenta (Cristina Fernández) porque ella tiene la facultad de cambiar esta historia a través de una voluntad política, para que los indígenas puedan volver a sus casas con las respuestas que se merecen”. Entre las demandas, mencionó la seguridad jurídica de sus tierras, la obtención de documentos de identidad, el acceso a la salud, la educación y el trabajo. Señaló además que la comunidad no accede a ninguno de los proyectos que se están lanzando desde Nación.
Por su parte, “la relación con el gobierno provincial es nula” aunque vienen sosteniendo sus reclamos desde hace años: “Vemos que la Presidenta tiene un respaldo categórico con (Gildo) Insfrán, por eso pasa esta situación en la que nos encontramos invisibilizados; también la indiferencia que nos mata”, aseveró. Incluso consideró que ya se agotaron los caminos a nivel provincial: “Hemos hecho denuncias en la Justicia pero se cajonean y ahí termina todo, nunca se investiga. Pero cuando somos denunciados la Justicia actúa rápidamente, va en contra de nosotros y nos quiere meter presos”, cuestionó. 
La Primavera, cuyo nombre Qom es Napocna Navogoh, queda a 130 kilómetros de la capital de Formosa por las rutas 11 y 86. No es el primer acampe que realizan, al contrario han llevado adelante diversas medidas pero las autoridades continúan dándole la espalda.
“Lo ideal sería que refuercen el pedido”
La protesta de las comunidades originarias en Buenos Aires tiene altos costos para las personas que la sostienen. Al respecto, Díaz lamentó que la reacción de las autoridades sea negativa: “Estamos haciendo medidas de fuerza y tomamos poca importancia, porque lo que nos dicen es que nosotros estamos perturbando el paso, que tenemos que respetar al trabajador, al ciudadano; y yo siempre me pregunto el derecho de quién se respeta estando acá en la carpa sin agua, tampoco se duerme bien, se duerme en el piso, con todos los ruidos”, reflexionó.
En ese contexto, se produce una violencia en el físico de quienes mantienen el acampe. “Nadie entiende el sufrimiento que tenemos y nos piden que respetemos los derechos de los demás, las reglas de tránsito, al gobierno, a las leyes; esa es la exigencia que nos hacen a nosotros”, insistió el referente. A su vez, opinó que “lo ideal sería que la misma ciudadanía y el gobierno de la Ciudad (Autónoma de Buenos Aires) refuercen el pedido, para poder destrabar este conflicto y que se resuelva de una vez por todas”.
Esperando el diálogo
Si el pedido de audiencia prospera, le solicitarán a Cristina Fernández que aplique los derechos y garantice el funcionamiento de las instituciones en el área de salud, trabajo, vivienda, entre otras. Uno de los puntos más importantes tiene que ver con la seguridad jurídica: “Los gobiernos avanzan sobre nuestras tierras a pesar de que tenemos el decreto de que fueron entregadas a la comunidad en el año ’40, y que fue ratificado y avalado por la provincia”, apuntó Díaz.
De hecho, recordó que en 2007 el gobierno de Formosa despojó de 2.048 hectáreas a la comunidad. “El gobierno nacional nos quitó una gran parte de nuestra tierra y se la entregó a Parques Nacionales y también a la Universidad Nacional de Formosa, por eso no nos quieren atender, porque no quieren perder ese terreno. Hay una articulación entre Formosa y gobierno nacional de negarse a resolver este problema”, sentenció.
¿Pasos a seguir?
Para el líder Qom, “la perspectiva no es favorable”, de todos modos aseguró que harán “todo lo posible para mantener la medida de fuerza”. En esa línea, afirmó: “No se puede vivir acá, porque genera muchos problemas físicos y nos ponen mucha presión, y esto es lo que nos debilita. Ojalá que pudiéramos tener la fuerza de sostener este acampe, para exigir al Estado argentino que cumpla con su obligación de garantizar el respeto hacia nuestra cultura”. 
Escuchá la entrevista completa en la Brújula de la Mañana.

 

Fuente: brújulacomunicación.com

Publicado en Novedades