Pérez Esquivel exigió “liberar a la Fragata Libertad” y “defender los derechos de los pueblos”

Distintas organizaciones sociales argentinas, encabezadas por el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel y las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora CortiñasMirta Baravalle, anunciaron la realización de varias iniciativas frente al secuestro hace ya cuatro semanas de la Fragata Libertad, retenida  en Ghana por la embestida judicial del fondo buitre NML.

Según explicitaron, “este buitre es conocido por sus graves ataques contra Perú hace unos años y más recientemente, como el financista más importante de la campaña presidencial de (el candidato republicano de EE UU) Mitt Romney y el gestor de grandes inversiones de parte de su esposa, Ann Romney.

Diálogo 2000-Jubileo Sur Argentina, Servicio de Paz y Justicia y el Programa de Deuda Ilegítima de la Federación Luterana Mundial, entre las principales organizaciones impulsores de la campaña, rechazaron el embargo “totalmente improcedente del buque escuela argentino, un recuerdo de épocas que ya se esperaban superadas cuando los grandes poderes entraron a los barcos, aduanas, puertos y países a cañonazo limpio para cobrar las acreencias que reclamaron”.

De todos modos, enfocaron sus denuncias y propuestas en la “ilicitud e ilegitimidad de los reclamos de deuda en manos del fondo buitre”: bonos que fueron emitidos por el Gobierno de Carlos MenemDomingo Cavallo en la “primavera neoliberal” de los 90 y “defaulteados a fines de 2001 cuando explotó en Argentina la bomba de la deuda, con todas las consecuencias de las políticas de ajuste estructural impuestas, según se jactaba desde el Consenso de Washington, para desactivarla”.

Según puntualizó Pérez Esquivel, “la deuda de la que se sirve el fondo buitre para esta acción efectista son reclamos ilegítimos sucesorios de las deudas contraídas con la sangre del pueblo durante la dictadura cívico-militar y ya declaradas fraudulentas y arbitrarias en tribunales federales”.

En este marco, el titular de la Serpaj manifestó que “el Gobierno argentino debe asumir de una vez la necesidad de realizar una auditoria de los reclamos pendientes y separar la deuda ilegal e ilegítima de aquella que pueda ser legítima; no hay porque pagar lo que el pueblo argentino no debe”.

Finalmente, anunció el envío de una carta al presidente de Ghana, John Dramani Mahama, con el objetivo de interiorizarle acerca de este aspecto fundamental del reclamo de los buitres y ponerse a disposición incluso de viajar hasta Ghana, si contribuiría hacia la liberación del barco.

También informó que las organizaciones argentinas están preparando un “Amicus curiae” para presentar en los tribunales de Ghana, y que han solicitado el involucramiento del experto independiente de Naciones Unidas sobre deuda y derechos humanos, Cephas Lumina.

El historiador Alejandro Olmos Gaona señaló que la carta abierta que se está enviando en paralelo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, “resalta la renuncia a la inmunidad soberana, y la cesión de la jurisdicción hacia donde los capitales digan – ambas cláusulas incluidas en los bonos en manos del fondo buitre – como uno de las cuestiones centrales a superar”.

Al respecto, el diputado nacional de la UCR, Fabián Rogel, informó de la presentación de un proyecto de ley que pondría fin a esa práctica, instalada también durante la dictadura y mantenida casi invariable desde entonces.

Recalcó además la llamada que hicieron las organizaciones a la Presidenta, “a terminar con las jurisdicciones extrañas como las del CIADI y nunca más renunciar a la soberanía e inmunidad del Estado”.

En sus intervenciones, Nora Cortiñas hizo hincapié en “el hilo conductor entre los 30 mil desaparecidos, la acumulación de una deuda ilegítima y el desafío aún pendiente de quebrar el halo de impunidad que sigue protegiendo a los responsables tanto nacional como internacionalmente”.

A su turno, la coordinadora de Diálogo 2000-Jubileo Sur Argentina, Beverly Keene, sostuvo “la esperanza que este nuevo ataque de la deuda sirva para fortalecer la movilización en el país y a nivel regional, contra los avances de los intereses especulativos y el poder de los mercados financieros”.

“Argentina necesita construir unidad entre los gobiernos de la región, con África y Asia, para poder ganar esta batalla, y vamos a seguir empujando en esa dirección. Son los derechos humanos, los derechos de los pueblos y de la naturaleza, contra los supuestos derechos del capital. No podemos ceder”, finalizó.

 

 

 

Extraído de ANDIGITAL: http://www.andigital.com.ar/noticia.php?noticia_id=25824

 

 

Publicado en Novedades