Murió impune el genocida Bussi

Mientras los juicios por los crímenes cometidos durante la última dictadura continúan multiplicándose y sumando nuevos tramos o causas que abarcan sólo a algunos responsables del Terrorismo de Estado, muchos de los represores y genocidas mueren impunes, ya sea por su avanzada edad o porque son declarados inimputables debido a su estado psíquico.

Más allá del profundo significado en términos concretos y simbólicos que implica esta falta de justicia, se llevan con ellos información sumamente trascendente que hace al destino de cada uno de los secuestrados, posteriormente desaparecidos.

Un caso paradigmático en este sentido es la muerte impune de Antonio Domingo Bussi, http://www.pagina12.com.ar/

EATIP

*****

HIJOS LA PLATA

QEP(NO)D. MURIO BUSSI

El represor se encontraba internado en el Centro Privado de Cardiología desde el lunes, pero ya sin asistencia mecánica desde el miércoles. Estaba siendo juzgado junto con Menendez y el Roberto “el tuerto” Albornoz, pero por su estado de salud fue apartado junto con Menendez.

El genocida Antonio Domingo Bussi fue internado de urgencia pero a horas de la internación se dejó de darle asistencia mecánica puesto que padecía una descompensación general en donde la muerte era inminente. Finalmente, el represor falleció esta tarde.

En el juicio del 2008 fue condenado a prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura. Bussi murió cumpliendo prisión domiciliaria, a pesar de que en el juicio se exigía que sea cárcel común y perpetua, por su edad y estado de salud se le concedió cumplir la condena en su hogar en un country de Yerba Buena.

Bussi fue ex comandante del Operativo Independencia (desde diciembre de 1975), ex jefe de la 5ta Brigada de Infantería.

Este jueves se inició en el Tribunal Oral Federal un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad en donde se juzgará por el homicidio, secuestro y desaparición de 2 militantes montoneros el 12 de julio de 1976 al ex jefe de la Policía y de la patota del SIC, Roberto “el tuerto” Albornoz. Menéndez y Bussi también estaban imputados en la causa pero por el estado de salud de ambos fueron separados de la causa. Ya había sido apartado de otro juicio. Estaba procesado en más de 15 causas (por secuestros, violaciones sexuales, tortuta) y estaba imputado en otras 150 causas.

Murió en el marco de la impunidad de una justicia lenta e imparcial, que llega mal y tarde y que le concede privilegios a los genocidas aun cuando están condenados a perpetua, efectiva y en cárcel común.

HIJOS LA PLATA

LA PLATA,  24-11-2011

Publicado en Novedades