¿Juramento hipocrático? Médicos que dan vergüenza

 

Sin título

 

El 18 de diciembre pasado comenzó en La Plata el juicio por los crímenes ocurridos en el centro clandestino La Cacha, que funcionó entre 1976 y 1978 y que fue también una maternidad clandestina para las detenidas desaparecidas embarazadas.

El juicio incluye los delitos cometidos contra 147 víctimas, por los cuales están siendo juzgados 21 imputados (entre miembros de Fuerzas de Seguridad y 1 imputado civil).

En la audiencia del 21 de febrero Adelina Dematti de Alaye, Madre de Plaza de Mayo  de La Plata, presentó una amplia investigación propia donde acusó y pidió que sean juzgados 21 médicos de la morgue policial de La Plata que durante la dictadura firmaron certificados de defunción como NN en numerosos casos de jóvenes asesinados.

A raíz de su declaración, debió renunciar Enrique Párez Albizu, vicedecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata, médico cirujano y docente de dicha casa de estudios.

El Dr. Ricardo Angelino, médico psiquiatra perteneciente al capítulo de Salud Mental, Derechos Humanos y Emergencias Sociales de APSA nos acerca unas palabras respecto a este temaNo puedo dejar de recordar cuando, después de integrar la comisión organizadora y el Jurado en el Tribunal Ético de la Salud contra la Impunidad, celebrado en el Aula Magna de Medicina de la UBA, nos llamara el ministro de Salud de la Provincia, el Prof. de la UNLP, Dr. Floreal Ferrara….En aquella reunión nos dijo que eran incontables los profesionales implicados y conocidos en el ámbito universitario platense…Luego, las acciones que impulsara quedaron en la nada…”.

Sin duda que la complicidad de profesionales de la salud en los crímenes cometidos durante la dictadura es doblemente condenable, dado que incluyó el hecho de utilizar los conocimientos médicos adquiridos para ocultamiento de pruebas en este caso, o para prolongar la vida de quienes eran torturados en el intento de obtener información en muchos otros casos denunciados.

Por ese motivo es sumamente importante la renuncia del vicedecano, pero en absoluto suficiente, ya que, además de las condenas civiles todos estos “médicos” deben ser juzgados penalmente y condenados por su actuación durante la dictadura.

Al mismo tiempo creemos que es necesario que nuestras instituciones profesionales de salud se comprometan también con esta temática, expresando su condena frente a casos de estas características y expulsando de su nómina de profesionales a estas personas.

Para todos aquellos que quieran asistir a las audiencias del juicio de La Cacha las audiencias se realizan todos los miércoles y viernes desde las 10hs, en la sede de la exAMIA, calle 4 entre 51 y 53, que actualmente utiliza el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de La Plata. Es necesario ser mayor de 18 años y presentarse con DNI.

Publicado en Novedades