Pronunciamiento del Equipo Argentino de Trabajo e Investigación Psicosocial

Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, 26 de junio 26 de Junio Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo a las Víctimas de la Tortura logoeatip26torture

La tortura es una realidad cotidiana en la mayor parte de los países del mundo. En la Argentina también. Asistimos a una escalada represiva contra las luchas sociales por demandas laborales, medioambientales, de derechos de los pueblos originarios, etc. Se producen detenciones y procesamientos de luchadores populares, seguidos de malos tratos y tortura en comisarías y otros lugares de detención. Se suceden también hechos de violencia y amedrentamiento a quienes denuncian estas siniestras prácticas, por parte de las fuerzas del Estado. Se producen hechos de persecución y muerte de niños, niñas y jóvenes por el accionar impune de las fuerzas de seguridad, especialmente en las zonas más humildes y marginadas. Hay también un recrudecimiento de políticas de discriminación, detenciones y falta de garantías para los migrantes. La fragilidad de apuntalamiento por parte de las instancias del Estado genera condiciones de malestar subjetivo y desesperanza que lesionan los códigos de convivencia social. Luego de su última visita a la Argentina en abril de 2018, el Relator Especial sobre Tortura de las Naciones Unidas, Nils Melzer, presentó un informe preliminar en el que denunció algunas problemáticas que sin duda requieren tratamiento urgente por parte del Estado argentino. Tales como las condiciones de detención en las comisarías y cárceles, caracterizadas por la sobrepoblación y las intolerables e injustificables condiciones de vida de las personas recluidas. Las detenciones arbitrarias y prolongadas indebidamente en muchas ocasiones son seguidas de tortura y otros tratos inhumanos o degradantes. A su vez, las políticas de “mano dura” que se han legitimado desde autoridades del gobierno agravan enormemente esta situación y alimentan el odio y la violencia, así como el accionar impune de los efectivos de seguridad. (Doctrina Chocobar) Aún continúan pendientes de investigación causas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última Dictadura militar. Mientras muchos genocidas envejecen y mueren en la impunidad, las víctimas directas y la sociedad toda no ven reflejada en Justicia efectiva la condena social al Genocidio perpetrado. Este 26 de junio también se cumple un nuevo aniversario del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en manos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires cuando participaban de una movilización popular. Los recordamos como representantes de la lucha y rebeldía de los jóvenes contra las injusticias, por un mundo inclusivo y solidario. La denuncia pública, la concientización social y la visibilización continua de los hechos de violencia ejercidos desde los Estados siguen siendo una responsabilidad ineludible para quienes luchamos por una sociedad más justa. Desde el EATIP renovamos nuestro compromiso en la lucha por la erradicación de la tortura en todas sus formas. Continuamos en el trabajo sostenido para la atención clínica integral y el acompañamiento psicológico y psicosocial de las personas afectadas, sus familias y grupos de pertenencia. Buenos Aires, 26 de Junio de 2018

Publicado en Novedades